Icono para inicio gris - SNCIcono para inicio naranja - SNC Icono para contacto gris - SNCIcono para contacto naranja - SNC Icono para mapa web gris - SNCIcono para mapa web naranja - SNC Icono para localización gris - SNCIcono para localización naranja - SNC

Análisis de peligros y puntos críticos de control ( APPCC )

Imagen sobre analisis y control APPCC

El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC o HACCP, por sus siglas en inglés) es un proceso sistemático preventivo para garantizar la seguridad alimentaria, de forma lógica y objetiva. Es de aplicación en industria alimentaria aunque también se aplica en la industria farmacéutica, cosmética y en todo tipo de industrias que fabriquen materiales en contacto con los alimentos. En él se identifican, evalúan y previenen todos los riesgos de contaminación de los productos a nivel físico, químico y biológico a lo largo de todos los procesos de la cadena de suministro, estableciendo medidas preventivas y correctivas para su control tendentes a asegurar la inocuidad.

El Sistema de Autocontrol está formado por los Planes de Prerrequisitos y el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (Plan APPCC). Con los Planes de Prerrequisitos controlamos los aspectos ambientales que mejoran la seguridad e inocuidad del producto alimentario.

El sistema APPCC está reconocido mundialmente como un enfoque sistemático y preventivo que considera los peligros biológicos, químicos y físicos de los alimentos mediante la anticipación y la prevención, en lugar de la inspección del producto final.

Ventajas del APPCC:

Imagen sobre el beneficio de implantar una APPCC
  • Permite eliminar o minimizar los peligros de contaminación de los alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria.
  • Permite localizar los lugares y momentos en los que se puede producir un problema, de este modo es posible establecer las medidas preventivas o correctoras más adecuadas antes de que el producto esté ya fabricado o elaborado.
  • Permite ofrecer alimentos más seguros y de mayor de calidad. Esto revierte en una reducción de costos (sanitarios, económicos, de imagen...).
  • Permite a los establecimientos cumplir con los requisitos legales que exigen disponer de un sistema de aseguramiento de la calidad.